Las personas que han sido educados por padres están en el divorcio, menos proclives a la religión, que aquellos que crecieron en una familia donde la madre y el padre estaban en el matrimonio. Estos resultados mostraron un nuevo estudio realizado por la american The Public Religion Research Institute, junto con la Religion News Service, informa The Daily Mail.

Según el estudio, el 35% de los adultos cuyos padres se han divorciado en su infancia, se consideran religiosas y no-religiosas. Lo mismo dijeron el 23% de los encuestados de padres que se han casado. Por lo tanto, de ello se sigue que la inestabilidad de la familia y, por el contrario, la fuerza de este instituto, pueden influir en la identidad religiosa de la persona.

Afecta el formato de la familia en la infancia y en la frecuencia de visitas de la gente de la iglesia, cuando se convierten en adultos. Según los datos de la encuesta, el 31% de las personas religiosas, cuyos padres se han divorciado en su infancia, asisten a un servicio en la iglesia por lo menos una vez a la semana. De similar declararon el 43% de sus compañeros, que se educaban en las familias.

En opinión de los expertos, el divorcio lleva a repensar el niño todos los lazos con el mundo, incluyendo la religión. Al preguntarle las razones de por qué a medida que las personas crecen, puede dejar la fe, el 60% indicaron que lo han hecho, porque han dejado de creer en la doctrina de la iglesia, el 32% respondió que su familia nunca fue religiosa. Al mismo tiempo, el 29% dijo que la decisión la llevó su mensaje sobre destructivas corrientes religiosas, en el 19% han influido sobre casos de violencia sexual por parte de sacerdotes.

En total, entre los encuestados el 39% de los jóvenes (edad 18 a 29 años) informaron acerca de su нерелигиозности. Los investigadores afirman que cada año crece el número de los no religiosos de la gente — por ejemplo, en 1991, sólo el 6% de los estadounidenses expresaron su нерелигиозности.



Estudio: hombres, criados de cría padres, menos religiosas que han crecido en toda la familia 30.09.2016