El índice de confianza del consumidor de los rusos ha bajado a menos del 15% en el segundo trimestre de 2017, pero mejoró a menos del 12% en el III trimestre. Este índice muestra la tendencia positiva desde finales de 2015, cuando se encontraba en el nivel de menos del 24%.

La más alta durante este período, el valor del índice se fijó en I trimestre de este año — menos de 10%, se dice en la 20 ª edición de la encuesta «Consumidor índice durán», un breve resumen que publicó el organismo «prime».

Este estudio trimestralmente se realiza por encargo de la «caja de ahorros» analítica del departamento de su cooperación-inversión de las unidades de Sberbank CIB junto con la agencia Cint. Se analiza las tendencias en cuanto a los gastos, el ahorro y la conducta de consumo de los ciudadanos.

El examen se basa en los resultados de la encuesta 2300 de los rusos en la edad 18-65 años que viven en 164 ciudades de rusia, con una población de más de 100 mil personas. La encuesta se realiza sobre la metodología correspondiente a las encuestas trimestrales del servicio federal de estadística y estimaciones de la confianza del consumidor, la legislación aplicable en la ue, sino que abarca un espectro más amplio de cuestiones sobre el comportamiento del consumidor «de clase media».

La más radical resultó la mejora de la evaluación de las condiciones para realizar grandes compras — con menos de 29% en el segundo trimestre a menos del 24%, que los analistas explican el crecimiento de los ingresos reales en el fondo de un récord de baja inflación. Como resultado de la evaluación de los encuestados el bienestar personal en los últimos 12 meses ha mejorado con menos de 19% en el segundo trimestre de 2017 a menos de 16% en el III trimestre, que es el mejor valor desde finales de 2014.
Evaluación de bienestar personal en los siguientes 12 meses ha mejorado con un 2% a un 3%.

Índices similares de la riqueza nacional (puntuación en los últimos y en los siguientes 12 meses se incrementó de menos del 20% a menos del 17% y con menos de 7% a menos del 5%, respectivamente.

El nivel de desempleo de los encuestados disminuyó con el 10,9% en el segundo trimestre de 2017 hasta el 10,6% en el III trimestre, que es el más bajo valor en los últimos dos años.

El estudio también muestra que la aceleración del crecimiento de los salarios en el 1,8% en promedio, pero, como han recordado en Sberbank CIB, las estadísticas oficiales sobre el salario incluye solamente las grandes empresas, pero no con una plantilla de más de pequeñas empresas que trabajan de manera informal.

El porcentaje de ciudadanos que tratan de ahorrar en productos de alimentación, se redujo de 71% a un 68% en el III trimestre de 2017. El porcentaje de clientes que intentan ahorrar en artículos no alimentarios de los bienes y servicios, en la más pura expresión se redujo en todas las categorías, especialmente en las categorías de alimentación fuera del hogar, el entretenimiento, el descanso y los servicios públicos.

Sin embargo, la proporción de los rusos, que son sensibles al nivel de precios, se mantiene la misma, como en el pasado trimestre, el 75%.

El problema más grave del país, en opinión de los encuestados, se ha quedado la corrupción (59%). El desempleo lleva el segundo mayor problema, señalaron 53% de los encuestados, contra un 55% en el pasado trimestre. De la preocupación por la inflación, se observó el 49% de los encuestados y se qued en el tercer lugar. Por último, sólo el 18% están preocupados por el tipo de cambio del rublo, que en 1 p. p. por encima del valor en el trimestre anterior.



El índice de confianza del consumidor de los rusos está creciendo de nuevo después de un descenso en el segundo trimestre del año 21.11.2017